Guías

¿Ya conocés los 6 faros más icónicos de la costa uruguaya?

Imagen al atardecer del faro iluminado de José Igacio; se observa algunas casas a un lado del faro y al otro, el océano.

En cualquier parte del mundo, los faros suelen provocar admiración. Esas imponentes estructuras que se levantan casi siempre solitarias frente al mar embravecido que golpea las rocas, son atractivos imposibles de eludir. La costa uruguaya es, en este sentido, muy particular. En apenas 500 km (310 millas) de costa sobre el Río de la Plata y el Océano Atlántico, existen doce faros que desde antes que Uruguay se consolidara como país independiente, iluminan el camino a los visitantes que llegan a nuestro territorio.

La mayor parte de estos faros están cargados de historias y leyendas que se van contando de generación en generación. Todos ellos están cubiertos de suspiros de admiradores que los veneran.

Recorre algunos de esos faros a los que puedes subirte para descubrir, desde la altura, los paisajes más impresionantes del Uruguay.

 

Colonia del Sacramento – Colonia

Construido sobre las ruinas de lo que fuera el Convento San Francisco (destruido por un incendio), el faro de Colonia del Sacramento es un emblema para esta ciudad considerada por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Desde su mirador se puede observar toda la ciudadela a sus pies. En días de cielos despejados también se divisa con facilidad, al otro lado del Río de la Plata, a la vecina Buenos Aires.

Su característica luz roja es una seña de identidad para la ciudad. Caminar por las callecitas adoquinadas del barrio histórico, por las que se accede al faro, es un atractivo en sí mismo que no te puedes perder.

Altura: 34.0 metros (112 pies)
Alcance: 10.7 millas náuticas
Construcción: año 1857

Imagen de la cima de un faro, en una noche nublada. La luz del faro es roja

Foto: AldoGT

Punta Brava – Montevideo

Aunque oficialmente se llama Faro de Punta Brava, se le conoce como Faro de Punta Carretas, por la zona donde está ubicado. Está situado en un espacio privilegiado de la Rambla de Montevideo, en un lugar de fácil acceso para cualquiera que quiera llegar hasta él. Difícilmente puedas encontrar una mejor vista de la costa montevideana y de la silueta de la capital uruguaya, que subiéndote a su mirador. El enorme parque que se extiende alrededor es una invitación para pasar una tarde en familia.

Altura: 20.7 metros (68 pies)
Alcande: 15.0 millas náuticas
Construcción: año 1876

 

Punta del Este – Maldonado

El Faro de Punta del Este tiene la particularidad de estar emplazado dentro de la ciudad. A diferencia de lo que ocurre con la mayoría de los faros, construidos a orillas del mar, este se levanta al centro de la península, otorgando a esa zona, un encanto especial. Para la construcción de su base de mampostería, se utilizaron materiales provenientes de Europa que aún se mantienen.

Altura: 44.0 metros
Alcance: 20.8 millas náuticas
Construcción: año 1860

 

José Ignacio – Maldonado

El Faro de José Ignacio se levanta sobre una de las localidades más pintorescas y exclusivas de la costa uruguaya. Su figura ha servido de inspiración para músicos y artistas que frecuentan el pueblo sobre todo en verano. Los arrecifes a sus pies reciben los golpes constantes de las olas que, a esa altura, ya pertenecen al Océano Atlántico. Casi cualquier día del año, podrás encontrarte con surfistas que, con el faro como escenario, encuentran aquí algunas de sus mejores anécdotas.

Altura: 32.5 metros
Alcance: 14.9 millas náuticas
Construcción: año 1877

 

Cabo Santa María – Rocha

Rocha es un departamento con una costa oceánica especialmente encantadora. Pocos lugares en el mundo tienen un paisaje natural tan vasto e impresionante para ofrecerle a sus visitantes. Observarlo desde lo alto de sus faros es un privilegio. La Paloma, su principal balneario, está coronado por un faro enclavado en una península rocosa cubierta de cucharitas de mar. Es un paseo imperdible. Una experiencia inolvidable.

Altura: 42.0 metros
Alcance: 20.1 Millas Náuticas
Construcción: año 1874

Imagen de un faro con su luz encendida en una noche nublada y oscura; a su frente se observan las rocas y parte del Océano Atlántico golpeando contra ellas

Foto: Mateo Cal

 

Cabo Polonio

Subir los 132 escalones de la escalera caracol en el interior del faro del Cabo Polonio es recompensado por la experiencia de observar un paisaje sin igual, que se extiende hasta donde la vista se pierde en el horizonte. Numerosos naufragios ocurridos en las costas de este pequeño pueblo de pescadores generaron la necesidad de instalar este faro. Así, con una historia de más de un siglo, se ha convertido en un ícono para los cada vez más numerosos fanáticos de este santuario natural.

Altura: 39.7 metros
Alcance: 21.8 millas náuticas
Construcción: año 1881

 

Más para descubrir

Es innumerable la cantidad de historias que pueden relatarse en torno a estas señales lumínicas que adornan la costa uruguaya. El escrito Juan Antonio Varese recogió muchas de esas historias en el libro “Faros del Uruguay”. A propósito de ese trabajo, el Ministerio de Turismo pidió al autor que destacara algunas características de otros faros que también vale la pena conocer.

 


Foto de portada: Marcelo Campi
Datos técnicos: Armada Nacional

Te Puede Interesar

0 comentarios

Dejar un Comentario