Cultura y Estilo

Rock uruguayo: la música que conquista a todo un continente

Uruguay es un pequeño país, rodeado de gigantes. Pero lejos de amedrentarse ante esta situación que muchos considerarían desventajosa, sus enormes valores culturales han logrado conquistar a los públicos más diversos en todos los rincones del planeta. La música, en este sentido, no podía ser la excepción. El tango y el candombe son muestra definitiva de ello. Millones de personas en todo el planeta contemplan con admiración estos fenómenos que se originaron aquí. Pero estas no son las únicas expresiones musicales que han traspasado con éxito la frontera. El rock uruguayo ha sabido también hacerse un lugar de privilegio entre los amantes del rock de todo el continente.

 

Algo de historia

Es difícil definir cuándo nació el rock en Uruguay. Está claro que la influencia de la música británica y estadounidense de mediados del siglo pasado, marcó profundamente a los uruguayos. Es así que a mediados de los ’60 aparecieron algunas bandas que rápidamente trascendieron los límites nacionales. Los Shakers o los Mockers, cantando en inglés, o Los Iracundos y Los Delfines,  rápidamente conquistaron el continente. Sus integrantes se convirtieron en figuras internacionales, realizando giras por toda América Latina y ganando fanáticos que aún hoy (cinco décadas después) los siguen escuchando.

Pocos años más tarde fueron surgiendo nuevas bandas como Totem o El Kinto que generaron un estilo propio. Fusionando el rock con ritmos locales como el candombe, crearon un sonido autóctono, uruguayo por definición.

La dictadura que entre 1973 y 1985 sufrió Uruguay también tuvo un efecto adverso en el rock nacional. Muchos músicos emigraron del país y los que quedaron tuvieron pocas oportunidades de expresarse. Así que hubo que esperar hasta mediados de los ’80 para que una nueva generación pisara fuerte.

Los Traidores, Los Tontos, Los Estómagos, Niquel e incluso el Cuarteto de Nos, entre otros, emergieron en pequeños bares y salas de concierto provocando un verdadero fenómeno popular y social. Sus letras y su música quedaron grabadas en la memoria colectiva de un público que hoy los sigue venerando como clásicos.

 

El rock uruguayo hoy

Hacia fines del siglo pasado, surgieron nuevas bandas que, acompañando lo que otras ya venían haciendo, revitalizaron al rock local. Las guitarras eléctricas, el bajo y la batería siguieron sonando con fuerza en la música de Trotsky Vengarán, Buitres, Buenos Muchachos, La Trampa, Hereford o Sórdromo. Pero otras comenzaron a mezclar instrumentos que hasta entonces casi no se habían utilizado. Vientos, percusión, sintetizadores, entre otros. De esa manera, iniciaron un camino que dejaría una huella definitiva.

Hace tiempo que La Vela Puerca, No Te Va Gustar, o El Cuarteto de Nos, dejaron de ser bandas locales. Hoy son emblemas del rock uruguayo fuera del país. Los fanáticos en todo el continente se han ido multiplicando en los últimos años. Sus conciertos en Argentina, México y Colombia congregan a miles de personas que les siguen con entusiasmo. Incluso, músicos como Julieta Venegas, León Gieco o Gustavo Santaolalla han compartido escenario con ellos y han grabado canciones que forman parte de sus discos.

La revista Rolling Stone se ha referido a ellas como la “explosión uruguaya”; “salieron de Uruguay en los años 2000 y se tomaron América Latina”. A NTVG la define como un “referente del rock latinoamericano”, a La Vela Puerca como una “verdadera aplanadora”, y a Roberto Musso, líder de El Cuarteto de Nos, como “uno de los letristas más creativos de América Latina” .

 

Hoy, la escena local sigue viendo aparecer nuevos exponentes que aunque mantienen la tradición, también muestran una renovación de estilo. Este pequeño país consigue seguir poniendo en los oídos de todo un continente algunas canciones que forman parte de las playlist imprescindibles de un público cada vez más amplio.

Festivales multitudinarios

Aunque su agenda está permanentemente regada de presentaciones fuera del país, las bandas de rock uruguayas siempre encuentran entre su gente el ámbito donde se fortalecen. Sus actuaciones en Uruguay también suelen ser multitudinarias. Y así lo demuestran los diversos festivales que se desarrollan durante el año y que convocan a miles de fanáticos.

El más tradicional de ellos es el que se lleva a cabo en la ciudad de Durazno, en el interior del país. El Durazno Rock tuvo otros nombres en su origen, pero ha sabido posicionarse entre los más queridos por los rockeros uruguayos que desbordan la ciudad a comienzos de noviembre.

En los últimos años, se ha reeditado también el Montevideo Rock, un festival que reúne a las bandas más importantes del país y también de la región, que nació en la segunda mitad de los ’80, pero que luego había perdido continuidad.

Pero ha sido con el aterrizaje en Uruguay del Cosquín Rock, donde el fenómeno del rock uruguayo ha quedado en evidencia. Este evento, que se originó en la provincia argentina de Córdoba, hoy tiene sedes en Colombia, Perú, México y España, entre otros países. Y desde 2018, también tiene presencia en Uruguay.

 

Más para descubrir

Los fanáticos del rock tienen también en Montevideo algunos espacios más reducidos, donde el contacto con músicos y bandas es mucho más cercano. Te invitamos a repasar estas recomendaciones para conocer 4 bares donde se interpreta música en vivo.

 


Foto de portada: Intendencia de Montevideo

Te Puede Interesar

0 comentarios

Dejar un Comentario