Guías

3 destinos imperdibles para descubrir el litoral uruguayo

Uruguay es un país repleto de experiencias para vivir. Aunque se trata de la nación con el territorio más pequeño de Sudamérica, en cada rincón hay infinidad de actividades para realizar.

Y es, precisamente, el tamaño del territorio uruguayo el que brinda una enorme ventaja para cualquier turistas que llegue al país. Incluso también para los mismos uruguayos que aún tienen tanto por descubrir. Es que en pocas horas puedes atravesarlo por carretera de punta a punta. La distancia máxima entre Bella Unión – la ciudad más al norte del país – y Punta del Este – la que está más al sur – es de poco más de 700 km (450 millas). Una característica, entonces, que lo hace ideal para hacer una escapada en cualquier momento del año.

El litoral oeste

El litoral oeste uruguayo es una región que invita al descanso y el relax. Pero también al descubrimiento de los impresionantes valores históricos, patrimoniales y naturales que tiene el país.

El norte termal

En el norte, el agua caliente es la estrella. Los parques termales que se ubican entre los departamentos de Salto y Paysandú suelen estar entre las preferencias de los uruguayos.

Las Termas del Arapey, casi en el extremo del país, son las más antiguas. Pero también las que han tenido un mayor desarrollo en cuanto a infraestructura turística. Alejadas a unos 80 km (50 millas) de la ciudad de Salto cuenta con varias piscinas públicas abiertas y cerradas, a las que puede acceder cualquiera que llegue hasta el lugar. También el lujo está presente en este destino. El complejo Arapey Thermal Resort & Spa, es un ejemplo de este tipo de emprendimientos que sorprende por la calidad y la variedad de los servicios que se ofrecen.

 

 

Un poco más al sur, las Termas del Daymán se han convertido ya en un polo de atracción regional con múltiples opciones. Públicos de todas las edades cuentan con experiencias específicas para cada uno. Acuamanía, el primer parque acuático termal de Sudamérica, es el preferido de los más pequeños. Y los más grandes también encontrarán su lugar con espacios pensados especialmente para el relax y el cuidado de la salud.

Frente al complejo de piscinas públicas ha ido creciendo una importante oferta de alojamientos. Muchos de ellos con piscinas propias y otras comodidades. Algunos hoteles, como el Termal Daymán también ofrecen cabañas en las que pueden alojarse familias con varios integrantes. Un poco más alejado del ruido de ese centro poblado, el Hotel Los Naranjos dispone de un parque de 100 hectáreas, piscinas, spa, y diversas actividades que completan una oferta imperdible a pocos kilómetros de la ciudad de Salto.

El sur histórico y patrimonial

En esta zona del país, también se encuentra una de las joyas del patrimonio histórico uruguayo: Colonia del Sacramento. Las callecitas de piedras y adoquines son testigos de casi tres siglos de historia del Uruguay. Las viejas casonas, las galerías de arte, los mercados de artesanos y los pequeños restaurantes y boliches brindan una propuesta irresistible. No dejes de subirte a la cima del faro para observar la ciudad y el inmenso Río de la Plata que baña sus costas. Dedica algunos minutos a caminar por la Calle de los Suspiros, tan llena de historias y leyendas, pero a la vez tan particularmente bella. Y antes de irte, recorre los restos del muro que rodeaba la ciudad en la época colonial, y sácate una foto en el viejo Portón de Campo que, por entonces, daba ingreso al centro poblado.

 

Colonia del Sacramento y sus alrededores, cuentan con una amplia oferta de alojamientos para quedarte varios días. Los hay pensando en todas las preferencias y en todas las posibilidades económicas.

 

¿Dónde quedarse?

Dentro de la ciudad de Colonia puedes quedarte en el Hotel Royal. Más de tres décadas de trayectoria tiene este hotel ubicado en pleno centro, apenas a dos cuadras del casco histórico. Combínalo con una visita a algunas de los nuevos locales de cerveza artesanal que, siguiendo el fenómeno que ya se extiende en todo el país, también en Colonia están instaladas. En particular, Barbot Brew Pub, una choppería local que ofrece 18 estilos propios en canilla que puedes acompañar por sus pizzas a la piedra o sus platos de autor. U OPB (Orientales la Patria o la Birra), la tradicional cervecería artesanal de Montevideo que, desde diciembre de 2018, también tiene en Colonia su propio espacio. Cuentan con 22 canillas de cervezas de todo el país y un menú de autor con productos locales y orgánicos.

 

Los que prefieran una experiencia más exclusiva, pueden elegir el Hotel Sheraton Colonia Golf & Spa Resort. En el extremo oeste de la Rambla de las Américas, a pocos metros del Río de la Plata, está ubicado este complejo que cuenta con un spa, piscinas exteriores, y campo de golf de 9 hoyos. Los más chicos también cuentan con espacios propios como el Club Niños y las canchas polideportivas. Un resort de primer nivel, en uno de los destinos más importantes del país.

 

Un poco más alejado del centro, aunque a pocos minutos de la ciudad, también puedes refugiarte en un hotel que propone el contacto con el entorno natural como uno de sus principales atractivos. El Days Inn Casa del Sol ofrece senderos para caminatas, golf driving range y piscinas abiertas y cerradas, rodeadas de un paisaje verde coronado por un casco campestre. Y cuando vayas a la ciudadela, visita El Buen Suspiro, un pequeño local de picadas y vinos ubicado en la icónica Calle de los Suspiros. Una experiencia imperdible, en una antigua construcción de ladrillo y piedra que aún conserva parte de su fisonomía original.

 

más para descubrir

 

Una escapada ideal para hacer en familia es el Hotel Nirvana, en Nueva Helvecia. Se trata de un complejo turístico que ofrece varias experiencias que van mucho más allá del propio alojamiento. Aquí puedes realizar cabalgatas o andar en bicicleta por la pintoresca ciudad de origen suizo en el que está ubicado. Su extenso parque arbolado incluye una piscina exterior, una granja y una pequeña reserva de animales. La gastronomía es también parte importante de su atractivo con diferentes propuestas. El Restaurant L’Arbalète ofrece platos tradicionales de la cocina suizo-francesa como papas a la suiza, fondue de queso, o costilla de cerdo ahumada. En tanto en el Salón Bellevue, puedes degustar de unos scons caseros y una completa mesa de té.

 


Foto de portada: Héctor Odriozola

Te Puede Interesar

0 comentarios

Dejar un Comentario